Lodos marinos en la Talasoterapia

Los lodos, también denominados fangos o limos, son utilizados con frecuencia en los países nórdicos y en el mar Negro. Están constituidos por agua marina, algas marinas y sedimentos arcillosos mezclados con arena.
Contienen gran cantidad de calcio y magnesio, provocando su penetración en el cuerpo desintoxicante ya que mediante la transpiración se elimina una parte de urea y de ácido láctico.
Son grises azulados cuando predomina el mineral limonita y verdosos cuando lo hace la gluconita. Su eficacia terapéutica está basada en el hecho de que son capaces de absorber y retener el agua marina a la vez que pueden utilizarse para aplicar calor.
Están indicadas las aplicaciones de lodos en los procesos inflamatorios articulares, los dolores de espada y algunas afecciones de la piel, como la psoriasis.
Los lodos más populares son los del mar Negro, que se utilizan en aplicaciones generales o locales, a temperatura que oscila entre los 38 y los 45 grados.
Se aplican de 10 minutos a media hora y a continuación se limpian con una ducha de agua marina. Los tratamientos a base de limos pueden alargarse de 20 a 30 días.

Fuente de la noticia: Talaso Atlántico.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Lost Password