Santuarios antiestrés

La Toja, esa isla gallega tan coqueta, no sólo es conocida por sus jabones. El Gran Hotel La Toja, renovado hace bien poco, tiene un amplio programa que aprovecha sus aguas mineromedicinales en terapias adecuadas para problemas de todo tipo. El Balneario de Guitiriz, en Lugo, se esconde en un edificio de principios del siglo pasado. 4.000 m2 de aguas termales, un auténtico paraíso para reponer fuerzas. Además, un campo de golf de nueve hoyos para los aficionados al ‘swing’. Talasoterapia

En Mondariz (Pontevedra) se puede probar en su balneario el tratamiento ritual celta, que recrea saunas y masajes de los antiguos castreños. Fundado en 1873, sus tres manantiales resultan más que beneficiosos para los problemas de estómago (de dos de ellos sale su famosa agua lista para embotellarse). Ojo al circuito termal nocturno, abierto hasta las 1.30 de la madrugada. El Gran Hotel Puente Viesgo (en Cantabria) tiene agua de mineralización media, idónea para problemas cardiovasculares, hipertensión arterial, vias respiratorias y reumatismos articulares. Su alta concentración en sal hace que la piscina de flotación dé una sensación de ingravidez total, ya que se puede flotar hasta dormirse. Relajación absoluta.

Leer artículo en elmundo.es

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Lost Password