Talasoterapia: el tratamiento de los dioses

Recientemente, cuatro miembros de la Sociedad Española de Talasoterapia, han sido recomendados en TendenciasVozPopuli.com ¡Compartimos contigo el artículo!

“Por suerte, no hay que ser un alumno brillante en Lenguas Clásicas para ser aficionado a los tratamientos de talasoterapia. La etimología lo deja claro: thalasso es mar y therapeia es terapia. Consecuentemente, cualquier cuidado del cuerpo en el que utilicemos agua, algas o barro es talasoterapia. Avicena, Hipócrates o Galeno ya sabían de las virtudes del mar para cuidarnos. Recomendamos cuatro opciones con un criterio de profesionalidad en los tratamientos.

Se trata de un centro ubicado en la bella localidad de Bayona, conjunto histórico pintoresco, que cuenta con casi 2.000 metros cuadrados de instalaciones. Se trata de uno de esos sitios en los que todavía se siente la fuerza del mar, arropados por un espeso albornoz de algodón blanco desde detrás de una ventana.

Como todos los centros de este tipo, la parte lúdica es más importante que la curativa y va dirigido a un tipo de cliente que no coincide con el de los antiguos (y hoy ya renovados) balnearios gallegos de tan larga tradición. Las aguas de Galicia son excelentes, muy ricas en oligoelementos y minerales. Cuenta además de con piscinas de talasoterapia, jacuzzis y saunas, con todo tipo de tratamientos de estética o belleza, ayudados por los productos cosméticos propios del entorno marino.

Se encuentra en una edificación típica gallega de granito, con balaustradas y terrazas. Es uno de esos edificios sólidos que invitan a quedarse, en medio de un agradable jardín de 6.000 metros cuadrados. Cuando entramos nos encontramos con un espacio confortable y cálido, un hotel de 70 habitaciones cuyo corazón son los tratamientos de talasoterapia, excusa perfecta para un fin de semana o una estancia más amplia en esta ciudad histórica gallega y destino de veraneo clásico de familias.

Nos encontramos en un buen ejemplo de readaptación de un hotel tradicional en un centro moderno de ocio y salud. En El Palasiet, hoy a cargo de los hermanos Farnós (Pablo y Joaquín), saben que el turismo de salud tiene mucho futuro, pero no por ello hay que renegar de su pasado.

Lo que comenzó en los años 60 como un centro de termalismo es hoy uno de los más destacados centros de hidroterapia de la costa levantina. El hotel fue reinaugurado en 1970 por el doctor Joaquín Farnós, padre de los actuales responsables. En aquella época el estrés no hacia estragos y los problemas de espalda no eran tan frecuentes, pero sus técnicas de tratamientos para los problemas reumáticos ya lograron un merecido reconocimiento entre clientes que todavía repiten.

El Palasiet es uno de los lugares preferidos por equipos de fútbol y ciclismo para utilizarlo como pequeño centro de alto rendimiento. Pero también encontramos a todo tipo de público, atraído por el capricho de cuidarse un fin de semana, darse una buena sesión de masaje, o darse el placer de un tratamiento con barro o algas.

La talasoterapia es una de las claves, además de todo tipo de instalaciones balnearias: hidrospa, ducha vichy, hammam o vaporarium, electroterapia, cabinas de envolvimientos y tratamientos de fisioterapia.

 Hubo un tiempo, en las primeras décadas del siglo XX, en el que que San Sebastián era el punto de encuentro de la nobleza y la realeza europea. Para ser alguien había que veranerar en San Sebastián, desde que la reina Maria Cristina estableció en esta ciudad norteña el centro de veraneo de la Casa Real debido a los efectos terapéuticos de aquellas aguas.

Heredera directa de aquel efecto es el centro de Talasoterapia La Perla, situado en plena bahía de La Concha, un lugar que tuvo título otorgado de ‘Playa Real’. La Perla era el nombre de un primer balneario de madera en la playa de La Concha que sería sustituido en 1912 por el nuevo balneario, señalado por los periódicos de la época como uno de los más hermosos del mundo. La publicidad lo dejaba bien claro: La Perla del Océano aprovecha sus instalaciones “para repartir salud y serenidad”.

Pero el Centro Talaso-Sport La Perla, aunque comparte la ubicación, poco tiene que ver con el balneario clásico. Se trata de un moderno centro que combina los beneficios del mar con la puesta en forma. El agua marina es el medio para conseguir una verdadera terapia de relax y tonificación física, pero para sacar el máximo beneficio no se ha escatimado en la más moderna tecnología en programas físico-deportivos, terapéuticos, de relax y antiestrés. Son más de 4.500 metros cuadrados de instalaciones dedicadas solamente a conseguir relax y bienestar.

Los efectos terapéuticos, preventivos o curativos de las aguas marinas -y en especial de la bahía de La Concha- están científicamente reconocidos. Por ello se utiliza para tratamientos con aire y chorros a diferentes temperaturas en piscinas que tonifican y refuerzan la musculatura y mejoran el riego sanguíneo, consiguiendo globalmente un fortalecimiento del cuerpo y una sensación de bienestar y relax característica de estas terapias.

En Galicia todavía no se tiene claro si las meigas existen o no existen… pero sí se tiene claro que La Toja sigue siendo el gran referente como reclamo en las Rías Baixas. El hotel Louxo apuesta por tener uno de los lugares más profesionales en lo referente a los tratamientos de talasoterapia. Con una excelente relación precio-calidad, sus instalaciones son un homenaje a la relajación. ¿Un opción favorita? Pues sin lugar a dudas su envoltura en algas con sauna de vapor o su envoltura corporal con algas marinas. El cuerpo y la mente lo agradecen y los precios son muy razonables. Aquí la calidad es la gran opción que el cliente debe valorar.

Además, el lugar está ubicado en emplazamiento perfecto para unas vacaciones activas”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Lost Password