EL TERMALISMO Y LA MEDICINA TERMAL EN EL DÍA MUNDIAL CONTRA EL CÁNCER

El Día Mundial contra el Cáncer es una iniciativa puesta en marcha por la Unión Internacional contra el Cáncer (UICC) en el año 2000, en el marco de la cumbre mundial contra el cáncer para el nuevo milenio celebrada en París. La Carta de París, el documento final de dicha cumbre, tiene como objetivos promover la investigación y la prevención del cáncer, mejorar la atención al paciente, aumentar la concienciación y movilizar a la comunidad mundial para realizar un progreso contra el cáncer.

En dicha cumbre se decide establecer el día 4 de Febrero como el Día Mundial Contra el Cáncer con el objetivo de aumentar la concienciación y movilizar a la sociedad para avanzar en la prevención y tratamiento de esta enfermedad.

Según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica, se estima que el año pasado se han diagnosticado en nuestro país 277.000 nuevos casos, y en relación con la prevalencia estiman que en nuestro país hay 1,5 millones de personas afectadas por cáncer.

El desafío que se presenta en la atención al paciente con cáncer no sólo lo constituye el descubrimiento de nuevos y mejores tratamientos que nos permitan obtener mayores tasas de supervivencia, ya que no menos importante es mejorar la calidad de vida y hacer frente a la toxicidad aguda y a las secuelas a largo plazo de la enfermedad y los tratamientos, tanto a nivel físico como emocional y sociolaboral. La transición desde la fase activa del tratamiento a los cuidados post-tratamiento es un punto crítico para determinar los resultados de salud a largo plazo, ello nos sitúa ante un nuevo y gran reto asistencial.

El lema del Día Mundial del Cáncer es “Yo Soy y Voy A”, con él se pretende “que tomemos conciencia en que todos, tanto a nivel personal, como colectivo o gubernamental, podemos y debemos hacer algo, trabajando conjuntamente, para reducir el impacto de la enfermedad”.

¿Qué podemos aportar desde el campo del Termalismo y la Medicina Termal a este gran reto asistencial?

Un Centro Termal, si se prepara adecuadamente para ello, puede constituirse en un Entorno Orientado a los Cuidados y a la Recuperación de la Salud, especialmente útil para personas afectadas por cáncer. Entorno que viene determinado por el Espacio físico en un entorno natural, apacible y acogedor; las Técnicas de tratamiento, poco agresivas y bien toleradas, que utilizan elementos naturales y que son especialmente útiles para muchas de las secuelas que provocan los tratamientos oncológicos; y un Modelo de Atención, que sitúa al usuario como centro y protagonista del proceso asistencial y lo atiende de forma integral, con empatía y ofreciendo una atención continua, sensible, humanitaria y SANADORA.  Recientes publicaciones científicas reseñan la utilidad de los espacios naturales para la recuperación de pacientes oncológicos.

La Hidroterapia y el Termalismo español han sido pioneros en esta aproximación al cuidado de pacientes oncológicos, los siguientes datos creo que lo avalan:

  • En el Centro de Hidroterapia Spa LOIDA de A Coruña, del que yo era su Director Médico, en el año 2005 se diseñó y se puso en marcha un Programa de Cuidados Integrales a personas afectadas por cáncer, programa que posteriormente se ha ido enriqueciendo y adaptando a las características de los distintos centros termales en los que he trabajado, como fue el caso del Balneario de Guitiriz y actualmente el Talaso Atlántico, creándose Unidades de Educación Nutricional y Unidades de Ejercicio Físico en el medio acuático y en el espacio natural exterior, especialmente orientadas a pacientes oncológicos, como complemento a las demás técnicas hidrotermales.
  • El Balneario de Boí, bajo la Dirección Médica de Lorena Vela, puso en marcha en 2013 un Programa para pacientes de cáncer de mama, de una semana de duración en régimen de alojamiento.
  • La Revista TRIBUNA TERMAL, desde el año 2007, ha publicado diversos artículos y reportajes sobre el Programa de Cuidados Integrales y sobre las actividades colaterales que surgieron del Programa, como han sido las Jornadas de la Escuela de Salud y los Cursos de Verano de la Universidad de Santiago de Compostela que hemos organizado, dedicadas a la Atención y el Cuidado de pacientes oncológicos, con amplia participación de Asociaciones de Pacientes. Las dos primeras ediciones de estos Cursos tuvieron lugar en el Balneario de Guitiriz, la tercera edición tuvo lugar en el Balneario de Lugo y desde entonces tienen lugar en el Talaso Atlántico.
  • La Sociedad Española de Hidrología Médica publicó en su Revista Oficial y programó en sus Congresos anuales distintas ponencias y comunicaciones sobre el tema.
  • La Sociedad Española de Talasoterapia y la Asociación Iberoamericana de Termalismo y Bienestar avalaron también estos Cursos de Verano.
  • La Cátedra de Hidrología Médica de la Universidad de Santiago me encargó la organización y dirección de un Curso Monográfico de Hidrología Médica sobre El Paciente Oncológico en el Balneario, que tuvo lugar en Febrero de 2013. Así mismo avaló y apoyó económicamente las siete ediciones de los Cursos de Verano realizadas hasta el momento actual. Publicó dos monografías sobre el tema.
  • El Talaso Atlántico, en colaboración con el Centro de Apio ao Doente Oncológico de Melgaço (Portugal), organiza un Encontró Ibérico de Oncología, que se celebra anualmente en el mes de febrero, con motivo del Día Mundial del cáncer, alternando la sede entre ambos países. 
  • Distintas ponencias y cursos monográficos en la Feria Termatalia durante la última década.

Por todo lo expuesto considero que los Centros Termales podemos y debemos reivindicarnos como un Entorno especialmente útil para el cuidado de las personas afectadas por cáncer. Los profesionales del Termalismo debemos de ensayar nuevas modalidades de atención y diseñar programas y/o servicios que presten la debida atención a estos pacientes, dando voz y protagonismo a las personas afectadas por cáncer, porque son ellas, bien sea a título individual o a través de las asociaciones de pacientes, las que tienen que establecer cuáles son sus necesidades asistenciales y sus prioridades, correspondiendo a los profesionales socio-sanitarios dar cumplida respuesta a sus demandas.

 

Fuente: El Blog de Tribuna Termal – por Salvador Ramos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Lost Password